Published on:

El Costo Real del Dolor

132344408-personal-injury-lawyer-in-meeting-with-client-wearing-neck-brace-300x200

Una lesión en el cuerpo, efectos negativos mentales o emocionales por causa de un acidente puede ser perjudicial para la salud. Al presentar una demanda por lesiones personales, es esencial obtener una compensación justa; recibir reparación no solo por las pérdidas económicas, sino también por su dolor y sufrimiento. El dolor y el sufrimiento es el dolor físico y emocional asociado con su lesión, que puede ser transmitido de persona a persona ya que le afecta a todos asociados.

Sí algunos daños relacionados con su lesión son fáciles de cuantificar, otros no lo son. Los daños que se pueden estimar con una calculadora, es decir como ejemplo, facturas médicas o salarios perdidos, se denominan como daños económicos. Sin embargo, los daños que no se pueden cuantificar se clasifican como daños no económicos tal como los emocionales y físicos. El dolor y el sufrimiento entran en esta categoría, sin embargo, hay un par de formas en las que se puede determinar un valor; El método del multiplicador y el método “Per Diem”.

El método del multiplicador es una ecuación que se utiliza con frecuencia, especialmente por las compañías de seguros para calcular las lesiones dolorosas y el sufrimiento. A través de esta ecuación, se suma todos los daños y se multiplica ese número entre 0.5-5. Sin embargo, en algunos reclamos, si los factores son abrumadores para el demandante lesionado, el multiplicador puede aumentarse a seis, siete o incluso diez. Los factores que pueden justificar con un multiplicador alto incluyen una recuperación prolongada (seis meses o más), el médico indica que sus lesiones serán recurrentes o degenerativas, o sufrirá alguna consecuencia permanente (por ejemplo, inmovilidad). Con consideración, este no es el único enfoque para cuantificar su reclamo de valor.

El método “Per Diem” (“per diem” en latín significa por día) es el otro enfoque común que se utiliza para determinar el valor de una reclamación por dolor y sufrimiento. La idea es exigir una cantidad de valor específico en función de cada día que tuviste que vivir con el dolor provocado por tu accidente. Sin embargo, esto puede ser complicado a la hora de justificar la tarifa diaria utilizada. La tasa diaria se determina principalmente en función del salario diario.

En algunas circunstancias en las que el método del multiplicador y el método “Per Diem” no reflejan adecuadamente el valor del dolor y el sufrimiento, se puede argumentar una valoración diferente. Una prueba sustancial de lesiones físicas y emocionales ayudará a encontrar una resolución favorable que pueda brindarle la compensación necesaria. La oficina legal de Christopher Earley puede ayudar a evaluar su caso, para obtener más información sobre la ley de lesiones personales, comuníquese con nuestra oficina al 617-338-7400.

Contact Information