Published on:

El proceso judicial de Massachusetts en caso de mordedura de perro

Blog-Updates-68-es-2-300x300

Si usted (o su abogado) recibe una oferta de conciliación menos que deseable, y las negociaciones no han dado lugar a una resolución, entonces es necesario presentar una demanda. En esta etapa del proceso, si aún no tiene un abogado, puede ser una buena idea conseguir uno. Esto se debe a que cualquier demanda por mordedura de perro, sin importar el tamaño del caso, está llena de procedimientos complicados. Nunca presente una demanda por su cuenta. Hay demasiadas cosas que pueden salir mal si no tiene un abogado a su lado para el proceso de litigio. En primer lugar, se presenta la demanda en el tribunal correspondiente contra el propietario del perro. Una vez que esa persona es notificada con la demanda, entonces la compañía de seguros que asegura a esa persona asignará un abogado para defender el caso. El abogado de la compañía de seguros presentará una respuesta en nombre de la persona a la que se ha demandado. A continuación, comienza el proceso de descubrimiento del caso. Se trata de un proceso en el que cada parte del pleito intercambia información con la otra. Esto se hace a través de interrogatorios (una palabra elegante para las preguntas) y solicitudes de producción de documentos (cada parte intercambia documentos entre sí). Luego vienen las declaraciones. Se trata de exámenes orales bajo juramento realizados por los abogados. Tanto usted como la persona a la que ha demandado pueden declarar. Las declaraciones suelen durar unas tres horas. 

Si el caso sigue sin resolverse, se celebrará un juicio real

Esto sería un juicio frente a un juez y un jurado. Los abogados harán declaraciones de apertura, presentarán pruebas, examinarán y preguntarán a los testigos. Al final del caso, el jurado emitirá su veredicto.

Cada vez más casos se resuelven a través de la mediación y el arbitraje

Se trata de dos métodos alternativos de resolución de conflictos. La mediación es cuando las partes se sientan con un tercero (un abogado) que trabaja con ambas partes del conflicto para intentar llegar a un acuerdo. El arbitraje, por su parte, es un proceso más formal que implica un minijuicio ante un árbitro que, al igual que un juez, escucha las pruebas y los testimonios y emite una resolución vinculante.

Es importante recordar que la mayoría de los casos de mordeduras de perro se resuelven antes de llegar a los tribunales. Si ha sido mordido por un perro, llame a nuestra oficina al 617-338-7400 para obtener más acceso a recursos gratuitos. 

Contact Information